Inicio OPINION SIN AUTORIDAD

SIN AUTORIDAD

325
0
Compartir

LA IMPORTANCIA DE TENER AUTORIDAD MÁS QUE POTESTAD
En la antigua Roma se acuñaron dos conceptos muy importantes que hoy se me han venido a la mente a raíz de los recientes acontecimientos sucedidos en Alcalá, los conceptos de los que hablo son “auctoritas” y “potestas”- El primero de ellos hace referencia al poder no vinculante pero socialmente reconocido. Era básicamente propiedad de los miembros del Senado y de los juristas, aquellos estudiosos o “sapientes” del Derecho, que en razón de su capacidad y reputación eran requeridos para interpretarlo. Tenían la capacidad moral para emitir una opinión cualificada sobre un asunto, eran, por tanto, obedecidos al entenderse que sus decisiones eran sabias y justas.
Por el contrario, la potestas  hacía referencia al poder establecido, cuyas decisiones eran obligatorias, pero no porque se consideraran buenas o justas, sino simplemente porque así lo decía la Ley.
Lo ideal es que se consiga que la persona que ejerce el poder (potestas) ejerza también autoritas y eso sólo es posible si quien es elegido democráticamente en unas elecciones es considerado un líder.
Pero, ¿Qué cualidades debe tener un buen líder político?
Entre las cualidades que debe poseer el liderazgo político, se encuentra la credibilidad. La cual no está sustentada en un postureo excesivo en las redes sociales, la credibilidad es algo que se gana a pulso y se produce cuando los ciudadanos comprueban que no se les engaña, que no existen brindis al sol ni falsas promesas que lo único que persiguen en parar, en un momento determinado, alguna manifestación o concentración.
El compromiso social es otra de las cualidades que debe poseer el liderazgo político, ya que a través de él puede atender las necesidades de los sectores más deprimidos y pobres de la población invirtiendo en las cosas que de verdad se necesitan: colegios, servicios sociales, limpieza y seguridad y no gastando grandes cantidades de dinero en celebrar conciertos y eventos, o sea.
Finalmente, la capacidad de autocrítica es una cualidad de vital importancia en el liderazgo político, ya que saber reconocer cuando se ha equivocado y actuar en función de corregir los errores, saber disculparse con sus seguidores, retroceder y diseñar una nueva ruta, es vital para poder aprender de las equivocaciones y realizar las actividades de una forma más efectiva. Ni más ni menos que humildad y agradecimiento.
Y en este último punto hemos de destacar que me parece de lo más inapropiada la actuación de la Alcaldesa en todo el asunto referente a la ola de atracos que estamos sufriendo, en primer lugar no ha mostrado públicamente preocupación sobre dicho tema, es más, al contrario, se ha mostrado “satisfecha” con la colaboración existente entre la Policía Nacional y Local. Y, lo que para nosotros es más grave, han pasado casi 72 horas desde la detención de uno de los supuestos atracadores y aún no ha felicitado públicamente a la Policía Nacional por su trabajo.
Señora Jiménez, usted tendrá potestas pero no tiene autoritas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here