Inicio OPINION A quien Dios se la dé San Pedro se la bendiga

A quien Dios se la dé San Pedro se la bendiga

849
0
Compartir
a quien dios le dé San Pedro se la bendiga

A quien Dios se la de San Pedro se la Bendiga

El empresario que fui me asalta hoy con un puntito de mala leche, porque verán ustedes, si alguien me presentase los currículos de Susana Díaz, Pedro Sánchez o Patxi López, como candidatos para un puesto de trabajo, ese alguien tendría que ser un familiar muy cercano, o un amigo muy querido, para que yo los entrevistase, aún así y por hacer un favor muy grande, de esos que no se olvidan, de esos que los debes toda la vida, les haría un contrato de una semanita, como mucho, y siempre acogiéndome a algún plan especial de empleo de gente mayor de cuarenta o en riesgo de exclusión.

Si, llámenme prevaricador, por hacer un favor a un amigo, que quieren que les diga, el trabajo está «mu malamente», y no puedes contratar a cualquiera.


Porque verán, estos políticos que nos hablan de empleo, de gente sin hogar, de deshaucios, a grito «pelao» y desgañitándose, fuera de la política no han dado nunca un palo al agua de los de eslomarse, y por descontado jamás se han visto en circunstancias parecidas. Por todo ello empatía “cero cartón”

Creo que Pedro Sánchez dijo que después de dejar la secretaría general y su escaño en el congreso se fue al paro… Yo este tipo de afirmaciones las cogería con pinzas, porque de ser así, estoy seguro que habría un reportaje a tal efecto, con este señor haciendo cola en el INEM de su pueblo, y de eso no hay «na», por lo tanto, no me creo «na».

No se les conoce otro quehacer que entrar en el PSOE, y vivir de sillas, sillones, tresillos calzadoras y descalzadoras.

Yo no presumo de currículum pero el mío es dos tomos de la Espasa Calpe, de hecho, y por no aburrir lo reduzco a un folio escaso, y le quito la mitad de mi vida laboral. La vida laboral de estos tres tristes tigres cabe en una cuartilla.

Eso no ha sido excusa para partirnos la camisa por ellos, en las redes sociales hemos podido leer de todo. Y en la calle no se ha llegado a las manos, pero si a la negación del saludo, cosa que a mi, me da igual, llegados a estas alturas.

Así pues, el ideario de la social democracia en nuestro país está muy bien representado por estos tres candidatos. Teniendo en cuenta que la socialdemocracia no tiene ideario y se compone de un amasijo de ideas que rechazan la revolución y abrazan los cambios sociales, desde la participación ciudadana, para convertir al proletariado en pequeños burgueses y a los hijos de estos, en hijos de algo, hidalgos «pa más señas», una prole de legionarios del «pa ná» que evitan cualquier confrontación social con un «eso no toca».

Analicemos:

Patxi López: 57 años. No ha trabajado jamás en nada que no sea el PSOE desde que entró en 1977. Desconozco si se ganaba algunas perrillas en el cine de su abuelo como acomodador. De familia Socialista Empezó la carrera de Ingeniería en Deusto (el de verdad), sólo hizo un curso y se dedicó a la política en cuerpo y alma. Ha sido Lehendakari y como idiomas, y dicho por él, le da vergüenza hablar vasco, y se “defiende” en inglés, sobre todo si es bajito y se deja.

Susana Díaz: 42 años.  No ha trabajado jamás en nada que no sea el PSOE desde que entró, aunque comenta que fue vendedora de Avón, hecho este que está por demostrar. Podríamos bucear en el listado de «freelances» de Hacienda a ver si estaba dada de alta como autónomo, pero no digo más, no sea que el PP se ponga a investigar y… bueno, ya saben, los autónomos son responsables de todo mal en este país, desde la extinción de los dinosaurios, hasta la muerte de Manolete, pasando por la crucifixión de Cristo.

Como política su trayectoria es inmejorable.

Secretaria de Organización de Juventudes Socialistas de Andalucía (1997-2004).

Concejala del Ayuntamiento de Sevilla (1999-2004).

Teniente de Alcalde de Recursos Humanos de Sevilla (2003-2004).

Diputada por Sevilla en el Congreso de los Diputados (2004-2008).

Secretaria de Organización del PSOE de Sevilla (2004-2010).

Diputada por Sevilla en el Parlamento de Andalucía (Desde 2008).

Secretaria de Organización del PSOE-A (2010-2012).

Senadora designada por el Parlamento de Andalucía (2011-2012).

Consejera de Presidencia e Igualdad de la Junta de Andalucía (2012-2013).

Secretaria general del PSOE de Sevilla (2012-2013).

Presidenta de la Junta de Andalucía (Desde 2013).

Secretaria general del PSOE-A (Desde 2013).

Presidenta del Consejo de Política Federal del PSOE (Desde 2014).

Candidata a la secretaría general del PSOE (2017).

Tardó diez años en terminar la carrera de Derecho en la Universidad de Sevilla, y es diplomada en Alta Dirección de Instituciones Sociales por el Instituto Internacional San Telmo. Jamás ha ejercido como abogado, ni falta que le hace, ascenso de locura en tan sólo veinte años, casi es secretaria general de los socialistas españoles, y aún le queda mucho por decir.

Pedro Sánchez: 45 años. Trabajó una vez como profesor asociado a la Complutense y sólo cinco meses, también ha sido consultor para un consorcio europeo. Lo que le sitúa a la cabeza en cuanto a experiencia laboral se refiere. Tampoco queda claro si en calidad de autónomo o de asalariado… y no quiero seguir dando ideas.

Licenciado en Ciencias Económicas, Máster (de los de verdad) en Política Económica de la Unión Europea por la Universidad Libre de Bruselas,  doctor en Economía y Empresa por la Universidad Camilo José Cela de Madrid, habla inglés y francés con mucha fluidez… por fin un político que habla idiomas.

De los tres es el más folclórico tiene un detalle que resalta sobre toda su carrera y es el haber estado como delegado en Bosnia como jefe de gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas en BosniaCarlos Westendorp, durante la Guerra de Kosovo.

Este hecho, puesto en un currículum, hace que por lo menos lo entrevistes para conocerlo.

Le deseo mucha suerte en su nueva andadura y me quedo con una frase de Patxi López al que he apoyado desde mi pequeña atalaya de Twiter,

-«Ser militante es ceder una parte de uno mismo a un conjunto de personas».

Y contesto:

-«Si, pero no es un cheque en blanco»

 

Fernando y Viera

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here