Inicio OPINION En el nombre del padre

En el nombre del padre

651
0
Compartir
en el nombre del padre

EN EL NOMBRE DEL PADRE

Quien se quita su apellido del DNI lo hace sólo por 3 motivos; o que le avergüenza llevar el apellido de su padre, o que sus padres se avergüenzan de él o porque tiene muy poca vergüenza.

Tal vez pase que, cuando uno se viste de mala persona, al final termina actuando como su personaje, llevando a la “muerte” figurativa al hijo del padre, o al apellido, depende la suciedad de tu mente.

Lo que sí te gusta hacer es inventarte y airear, desde tu ratonera, falsos cotilleos de personas ajenas para que se olviden de los tuyos, manipular a un compañero de trabajo con consejos envenenados para que sea cabeza de turco de una sucia trama y lo devoren  para que así tú y, alguna rata más, podáis tener un trabajo que para otros supondría tener que hacer unas oposiciones y aprobarlas.


A tí te ha costado morder la mano que te daba de comer, además de lamer la suela de quien ahora te da migajas. Todo esto unido a que ahora te dedicas a atacar desde tu ratonera por una venganza, sin menoscabo de ser compinche de gente que se dedica a grabar a sus compañeros para obtener lo que tú ya has conseguido, además de algo de poder efímero.

Esa temeridad, más pronto que tarde, te va a traer dolor de cabeza, la justicia decidirá también sobre ti, te lo aseguro, ¡uffff, paro ya que me cansa tanta bajeza!.

Parece que de poco te ha servido esa carrera que te has sacado estudiando,  mientras debías de haber estado trabajando para Alcalá, ya que te pagábamos todos una nómina que, por cierto, doblaba la que tienes ahora.

Se te olvida que cuando mandabas tú, los resultados profesionales de tu empresa fueron los peores de la historia, por cierto, muy similares a los de ahora. Igual alguien puede tener guardados los resultados económicos y los otros que presentaste cuando te tuvieron que degradar por inútil y varios motivos más. Puede que tenga también guardado, y no en grabaciones, lo que hacías para justificar los mismos, porque de comidas y a quién mandabas a que supuestamente comiera, no hablemos, ni de cómo se tuvo que  arreglar.

Eso para que lo pienses mientras espías a las personas.

En fin, las ratas con alas como mucho se convierten en panarras, y no llegaran nunca a volar alto ni tampoco de día, terminarás tus días frustrado porque nunca podrás llegar ni a la mitad del vuelo que algunos hicimos y mucho menos del que tenemos ahora.

El Mirador del Aguila

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here