Inicio OPINION ¡¡Que les corten la cabeza!!

¡¡Que les corten la cabeza!!

527
1
Compartir
que le corten la cabeza

¡¡Qué les corten la cabeza!!

Si las aguas de la agrupación socialista de Alcalá venían bajando negras y turbulentas, ahora se tornan a rojas, de la sangre que se está vertiendo por los cortes de cabeza en represalias por no haber apoyado a la línea oficialista de la alcaldesa en la última Asamblea local.

El resultado final del ahora cruento proceso, unos 180 votos a su favor de los 420 que conforman la militancia socialista (unos 140 votaron a Rafael Chacón y el resto se quedó en su casa), supuso ayer el despido de Alonso Arias y Ester León, hasta ahora secretarios del Grupo Socialista y su sustitución por dos nuevos afiliados socialistas de la agrupación, afines al “aparato”.

Si alguien, en su divina inocencia, pensaba que habría un proceso de reunificación, de integración y de pacificación de cara a las cada vez más cercanas elecciones municipales, ahora ve cuanto se equivocaba. El estilo “susanista” es implacable. O estás conmigo o no estás. La vieja y terrible frase de “quien se mueva, sale de la foto”, o algo parecido.


Alonso Arias se ha ganado la justa fama de hombre de paz, de persona que arregla entuertos, que con su talante se lleva bien con todos y arregla acuerdos que parecen imposibles. Ester es la diligencia y la eficacia personalizada. Los dos sobran, “no son de Ana (Niño, de la Alcaldesa)”.

La otra parte se juramenta para no cesar en su disidencia y alegan que “este no es su PSOE” y que defenderán su modelo participativo y de izquierdas, volcado en la ciudadanía. Guerra garantizada, pues.

Dicen que en el Campo de las Beatas no hay luces. ¡Pues anda que en la Casa Consistorial hay muchas!

El Mirador del Aguila

1 Comentario

  1. Y menos que va a haber… el bar lo cierran porque el hombre tampoco era del agrado de los «nuevos»
    El nuevo secretario de organización en un alarde de socialismo ha decidido poner en la calle al arrendado.
    Porque algunas personas siguen pensando que el Psoe es un negocio. Y que la casa del pueblo sólo debe de haber tertulias de viejos.
    Pues oye, va todo por muy buen camino, generando confianza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here