Inicio INTERES EL AYUNTAMIENTO EN LOS JUZGADOS

EL AYUNTAMIENTO EN LOS JUZGADOS

383
0
Compartir

LOS LÍOS JUDICIALES DE LA ALCALDESA.

Sabido es que los movimientos políticos en Alcalá se producen hace tiempo a golpes judiciales. Manuel Hermosín dejó la Alcaldía tras la sentencia del caso Guerra y nadie duda que la dimisión de Antonio G. Limones tuvo mucho que ver con el caso ACM.
Ahora, con la nueva alcaldesa, no está nada tranquilo ese horizonte judicial, más bien lleno de nubarrones. Sabemos que esto es como un combate de boxeo, te escapas de un golpe, de dos, de diez, pero si uno te coge bien te deja K.O. o al menos, bastante “sonado”.
No es fácil saber cuántos hay, por el secretismo que impera, pero de lo que la prensa y los pasillos del ayuntamiento comentan, podemos resumir:

• El sindicato CSIF ha puesto una querella (aumentada luego) por los muchos contratos fijos que el equipo socialista ha ido dejando a lo largo de la historia sin transparencia ni concurrencia. Que parece una tontería, pero por algo así está Pedro Pacheco en la cárcel y aquí son más de 100 personas afectadas y que no saben qué futuro les espera.


• El sindicato SEM gana un conflicto colectivo por el que tiene que abonar muchos euros a contratados con salarios por debajo del convenio. El primer caso ha llegado ya al Tribunal Supremo y el Ayuntamiento ha perdido. Entre bufetes privados y sindicatos sumados puede llegar a más de tres millones, que nos tocaría pagar a todos. Además sus servicios jurídicos están estudiando una denuncia por un supuesto trato de favor y prevaricación con un familiar de la Alcaldesa.

• El caso del gimnasio SATO no está cerrado. El ayuntamiento publicó que consignaba casi 800.000 euros pero la otra parte no está nada de acuerdo y va a seguir en los tribunales. Reclama casi tres millones de euros.

• El caso de la licencia de veladores del bar de La Plazuela, que afecta a una teniente de Alcalde está tramitándose y suena feo, porque los cambios en los informes, al parecer , son muy evidentes.

• La investigación de la Guardia Civil sobre contratos de artistas en la feria, siempre a la misma empresa y sin procedimiento, avanza al ritmo de ese Cuerpo, lenta pero implacable. Y a algún concejal no le llega el nudo de la corbata al cuello.

• Los antiguos propietarios de la plaza de toros depositaron un dinero en las arcas municipales para que se construyera otra plaza de toros. Ante el incumplimiento, no han dudado en ir a los tribunales.

• Numerosos promotores inmobiliarios depositaron sus aportaciones al Patrimonio Municipal del Suelo y ejecutaron inversiones (como la continuación de la ronda de circunvalación) que, al no aprobarse el PGOU, ahora empiezan a reclamar su devolución.

• Ex trabajadores de la Mancomunidad reclaman su fijeza en los juzgados, por entender que sus contratos eran en fraude de Ley. Aunque la reclamada sea la Mancomunidad, está claro en los estatutos que los gastos lo pagan los ayuntamientos concretos que reciben cada servicio, luego si hay condena paga el Ayuntamiento de Alcalá.

• Los sindicatos han ganado varias reclamaciones por falta de transparencia en documentación que debían entregar y ya piensan en acudir a la vía penal por presunta prevaricación al seguir negando información.

• Algún secretario del grupo socialista ha reclamado evidentísimos defectos de forma en la manera en que se produjo su cese, que también puede acabar mal.

* En un prestigioso bufete de abogados se está preparando una denuncia por una presunta vulneración de derechos fundamentales a concejales de la oposición.

En fin, muchos frentes abiertos. Se podrá decir que algunos de ellos son heredados. Es verdad. Pero, como en las herencias, los sillones de las alcaldías se reciben “a título de inventario”, es decir, se recibe lo que hay y se paga lo que se debe. No todo va a ser organizar espectáculos y rotular calles.
 
A esto hay que sumar algún que otro rumor de diversas fuentes que no descartan presentar denuncias por otros temas además de los expuestos y que están siendo estudiados por diferentes despachos de abogados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here