Inicio OPINION Cargos de Desconfianza

Cargos de Desconfianza

1363
2
Compartir
Cargos de desconfianza alcala de guadaira

Cargos de Desconfianza

cargos de desconfianza La opinión de Fernando VieraComo todo padre quiero que mis niños tengan carrera, que ganen una oposición y que estudien un máster en Deusto, pero la realidad se impondrá, y al final harán lo que les dé la gana, que la vida es demasiado corta para escuchar al paliza de tu padre. De todas formas conozco ingenieros de sistemas que trabajan como teleoperadores y a funcionarios que no son nada felices con la “monotonía de lluvia tras los cristales”, y eso es porque nunca llueve a gusto de todos.

Pero de un tiempo a esta parte me he dado cuenta que tanto anhelo estudiantil no vale para nada, los mediocres ganan siempre, se arriman donde deben y no se premia el esfuerzo.


Todo se reduce a calcular con perfección teutona el momento justo de arrimarse a la persona adecuada y que te metan en la lista, de amigos, esa es la única forma.

Unas buenas oposiciones para el Ayuntamiento pueden suponer un “jartón” de estudiar “pa ná”, puedes hacer un examen perfecto, y al final te harán una entrevista personal en la que de nada sirve que seas el más listo, donde la objetividad de un examen queda a merced de la subjetividad del carnet que lleves en el bolsillo, de la amistad que tengas con el tribunal, o de los jamones que envíes por navidades.

Formarse, aprender, opositar, … una gran pérdida de tiempo, siempre habrá algún amigo del amigo al que se le debía un favor, persona de total confianza capaz de poner un problema para cada solución en formato, “no lo digo yo que lo dice fulano”, ese al que denominan “persona de total confianza”. Son la estirpe de la “Dedocracia”. Un cáncer muy extendido y de difícil cura que tiene como propósito condenar al olvido todo aquello que suponga idealismos y amor propio. Y que confunde lealtad con sumisión.

El acceso a este tipo de puestos  de confianza, va en consonancia con la amistad y los servicios prestados. De dudosa utilidad salvo para controlar la actividad de los compañeros concejales ayuntamiento.

El número de asesores es directamente proporcional a la confianza que te inspiran los trabajadores y técnicos de carrera, e inversamente proporcional al agrado de tus compañeros de partido. Siempre grabadora en mano, para pillarte en un renuncio, en un anuncio o en una declaración de intenciones, que haga que no merezca la pena tener ideas.

Hay asesores desde 24.415€ que es un sueldo más que razonable hasta 47.000€ que es un pastizal considerable para un auxiliar técnico, cada uno asignado a una estrategia distinta, salvo los del peculio de mayor envergadura, cuyos tejemanejes son tan obscuros como genéricos.

Un funcionario de carrera sin embargo tiene que pasar gran parte de su  vida estudiando, pero no piensen que el propósito del funcionario es entrar una hora más tarde y salir una hora más temprano, al contrario, el funcionario público es la garantía de que la ley se le aplique de la misma manera al vecino del quinto, que al del primero. El “cargo de confianza está para maquinar y aplicar la ley siempre como mejor le convenga.

El funcionario siempre estará al pie del cañón, con frentes abiertos por RPT’S y sindicatos. Al contrario que los cargos de confianza, estos se han ganado su puesto a base de estudiar, y por eso están ahí.

Después están los cargos elegidos por el pueblo, que pueden no tener estudios, ni falta que les hace. Pero que tienen que dar la cara, o deben de dar la cara, porque juegan con nuestra confianza y su labor está sometida a nuestro control.

En el caso de los “cargos de confianza”, no sabemos el horario, no sabemos la agenda y desconocemos a quien reportan, hablan por boca de otro, carecen de responsabilidad y por tanto, son a mi juicio,  “cargos de desconfianza”. Una desconfianza que por otro lado se paga bien cara. Por tanto me atrevo a decir:

“CON EL PRESUPUESTO DE 2017

Seguiremos pagando altos cargos por valor de 141.000€ sin que sepamos cuales son sus funciones reales dentro del ayuntamiento.

“Alcalá se lo merece”

Y alguien pensará, ¿quién eres tú, para decirme a mí lo que tengo o no tengo que cobrar?

Muy fácil, uno de los que paga.

Fernando y Viera

2 Comentarios

  1. Imagino una titulación en la universidad que haya que estudiar para ejercer esas atribuciones profesionales de las que no sabemos nada…”Licenciado en Cargo de Confianza”.

  2. Seguramente tendrá materias comunes o troncales con titulaciones similares como “Magistratura en Alcaldía” o “Técnico Superior Concejal en…lo que sea”…cuando aprueben el plan de estudios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here